in ,

El Ayuntamiento se ha visto obligado a expedientar a Aguas de Valencia por los vertidos de lodos tras las denuncias vecinales

La gestora reconoce que vertió lodos de depuradora fuera de los terrenos autorizados y que no todos los lodos estaban tratados

Ubicación aproximada de los vertidos ilegales de lodos de depuradora en agosto

Hoy Clara López y Pablo Sánchez, ediles socialistas en el Ayuntamiento, han hablado por tercera vez en pocos meses de los lodos de depuradoras que el Ayuntamiento ha autorizado verter a gestores de residuos de la Comunidad Valenciana durante este verano. 

Les explicamos que el PSOE nos habíamos opuesto en la comisión de urbanismo a la concesión de los permisos extraordinarios de vertidos de estos lodos de aguas fecales durante el verano, advertíamos de los riesgos de contaminación e infecciones, sobre todo si los residuos no estaban correctamente tratados, y también hacíamos ver que el Ayuntamiento no disponía de medios para hacer cumplir las condiciones de los vertidos extraordinarios.

Clara López y Pablo Sánchez

El concejal Longinos Marí nos acusó de alarmar y de hablar de un problema que no existía. Pero el problema si ha existido y se ha manifestado en numerosas “quejas telefónicas y notificaciones a la Policía Local -de vecinos de Almansa- a consecuencia de las molestias ocasionadas (por olores, insectos, etc)” provocadas por estos vertidos, también se han registrado quejas por escrito al Ayuntamiento de Almansa (acompañadas de reportaje fotográfico) de vecinos que incluso afirman haber tenido que abandonar sus vacaciones en su casa de campo a causa de la situación de insalubridad producida por los vertidos de estos lodos fecales.

Medio Ambiente constató vertidos irregulares de lodos después de que numerosos vecinos denunciaran a la policía

A instancias de esas quejas vecinales el 18 de agosto se produjo una inspección por parte del técnico municipal de medio ambiente que “estima comprobada la veracidad de las molestias denunciadas, siendo estas muy constatables, tanto por la existencia de una elevadísima población de moscas y otros dípteros, como por el fuerte olor de los lodos motivado por su falta de fermentación previa” (se lee en el informe del técnico).

Las conclusiones del informe son que la empresa Aguas de Valencia S.A. ha realizado vertidos en al menos 25 Ha de terreno no autorizado, dentro del área del término donde existen zonas residenciales y se había prohibido el vertido. 

Que los lodos vertidos no reunían las condiciones de tratamiento exigibles, puesto que estaban húmedos y en fermentación.

Aguas de Valencia S.A. vertió en al menos 25 Ha de terreno no autorizado y los lodos vertidos no reunían las condiciones de tratamiento exigibles, estaban húmedos y en fermentación

Y por último que habían permanecido sobre el terreno sin labrarse más allá de las 72 horas preceptivas.

A resultas de este informe se le ha abierto expediente a Aguas de Valencia por falta grave a la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente lo que implica una multa de 750 a 3.000 euros.

La empresa expedientada ha emitido alegaciones, donde finalmente reconocen los hechos. Por un lado aseguran que fue “un error involuntario” hacer los vertidos en tres zonas prohibidas, pero no porque se equivocaran de parcela sino porque “entendieron erróneamente” que tenían autorización.

Sobre el tratamiento de los residuos explican que las depuradoras disponen de tecnologías con las que los lodos ya salen como legalmente “tratados”. Aunque reconocen que hay depuradoras como la de Gandía cuyos lodos no reciben este tratamiento y que también han sido vertidas en Almansa. Osea que al menos una parte de los vertidos fecales no habían estado tratados.

La empresa reconoce los hechos y asegura que fue “un error involuntario”

Por último la empresa pide que puesto que no hubo intencionalidad ni tiene antecedentes, se considere la sanción más baja, que son 751 euros.

Como explicábamos ya fue un error permitir la aplicación extraordinaria de lodos en verano cuando el Ayuntamiento no tiene medios para hacer que se cumplan las condiciones de la autorización.

El Ayuntamiento puede expedientar y sancionar a la empresa después de cometer una infracción, y pudo hacerlo porque numerosos vecinos expresaron sus quejas a la policía y a otros servicios. Pero no pudo evitar que la infracción se cometiera, porque no tiene medios para evitar que la empresa vierta en parcelas próximas a núcleos habitados, ni para constatar que esos vertidos cumplen las condiciones higiénico-sanitarias. 

Veremos cómo resuelve el asunto el inspector del expediente que es Longinos Marí, esperamos que lo haga en defensa de los ciudadanos, y no se empeñe en insistir en sus propios errores. Hay que recordar que Longinos nos dijo este verano que solo había habido un vertido, y que  se había hecho correctamente y acusó al PSOE de alarmistas y mentirosos.

Imponerle a la empresa una multa de 750 euros por inundar de heces 25 Has agrícolas, sería una sanción idéntica a la que se impone a un vecino por no recoger una caca de perro.

El problema de los daños al medioambiente es que una vez hechos no tienen vuelta a atrás, son irreversibles, que la multa que finalmente se imponga a la gestora de residuos no va a compensar ni a los vecinos que han sufrido las molestias, ni a los terrenos donde se han vertido los lodos fecales sin tratar.

Desde el PSOE creemos que se debe hacer una vigilancia rigurosa sobre estos vertidos todo el año, porque si es grave que se viertan en lugares habitados durante el verano, es aún más grave que se puedan estar vertiendo residuos frescos sin tratar durante todo el año. Si estos vertidos se filtran contaminan las aguas subterráneas, de nitratos, metales pesados y otros agentes contaminantes. 

Ya hay poblaciones de Castilla-La Mancha cuyo suministro de agua ha dejado de ser potable a causa de los nitratos de la agricultura intensiva.

Lo más lógico sería que se mantuviera sin excepciones la prohibición de vertidos en época estival en todo el término municipal

En la actualidad en gran parte de nuestro término municipal las aguas subterráneas ya no son son potables por este exceso de nitratos. Hay que cuidar la calidad del agua potable y evitar a toda costa que esta contaminación pueda llegar a los pozos de los que nos abastecemos.

Lo más lógico sería que se mantuviera sin excepciones la prohibición de vertidos en época estival en todo el término municipal, tal como se viene haciendo en muchísimas poblaciones y comunidades autónomas . 

¿Qué opinas?

Escrito por Comunicación PSOE

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0

El PSOE traslada al Ayuntamiento una batería de proyectos de movilidad para optar a los fondos europeos 

El PSOE pide descuentos de impuestos para quienes instalen placas solares