in ,

El Ayuntamiento sacará a concurso Turismo sin haber resuelto la deuda pendiente

Ilunion reclama 33.000 euros de su gestión sin contrato del Museo de la Batalla

Hoy hemos retomado uno de los temas sobre el que ya hemos hablado en otras ocasiones como es el servicio para la atención e información turística. 

El contrato de turismo es un asunto sobre el que siempre hemos estado pendiente y en esta ocasión hablaremos de un tema nuevo y recuperaremos otro de los que Roselló sigue teniendo en su cajón del olvido.

Salud López y Pablo Sánchez

En primer lugar, queremos comentar que el actual contrato vence el próximo 19 de julio y cabría la posibilidad de prorrogarlo por otros 2 más. El pasado 20 de mayo la empresa hizo llegar al Ayuntamiento un escrito en el que recogían la posibilidad de utilizar la prórroga, pero puntualizaba que podría mantener las condiciones económicas por las que se le adjudicó la concesión sólo hasta el mes de diciembre de este año y para el resto de la posible prórroga, a partir de enero del año que viene, proponía una modificación del contrato al alza atendiendo a un supuesto desequilibrio financiero.

Es la misma estrategia que utilizó Ilunion en la adjudicación anterior que pidió una subida de precios en el momento de la extensión del contrato, tenemos los informes del órgano de contratación diciendo que esa variación de condiciones en la adjudicación de la prórroga no era legal, no obstante el alcalde entonces, no hizo caso, con las consecuencias que explicará Salud.

Afortunadamente en esta ocasión el sentido común y el buen trabajo de los técnicos ha impedido que esta petición prosperara, petición que por otro lado no tenía ningún fundamento ni ninguna base legal. El Ayuntamiento contestó a la empresa el pasado 25 de mayo y sólo ha prorrogado el servicio hasta finalizar este año, con lo que se mantiene así el precio del actual contrato y, por tanto, la legalidad del mismo.

Como hemos comentado en muchas ocasiones sobre los contratos con las empresas concesionarias, lo lógico y lo más adecuado es realizar los pliegos en tiempo y forma para que estén preparados cuando los contratos vayan a vencer y así poder licitar cada uno de ellos con las mejores condiciones para prestar el servicio y para el bolsillo de los almanseños y almanseñas.

Con el contrato de turismo no es la primera vez que a este Ayuntamiento le pilla el toro a la hora de sacar los pliegos y ya se ha producido la prórroga de alguno de los contratos de años anteriores hasta que se han podido volver a licitar. Además, otros errores y la falta de control han provocado alguna situación muy particular que ya hemos denunciado en varias ocasiones .

Nos queremos referir ahora a nuestra denuncia sobre el pago de los 17 meses en los que Ilunion gestionó el Museo de la Batalla sin contrato. De marzo de 2019 al julio de 2020, este museo se gestionó de modo irregular y con conocimiento de Roselló, a quien los técnicos municipales advirtieron de esta irregularidad.

Las facturas presentadas por la empresa por su trabajo en estos 17 meses ascienden a un total de 32.759 euros, importe que se corresponde con un contrato mayor, que siguiendo las obligaciones que marca la ley debería haberse otorgado tras un concurso.

Las dos últimas facturas fueron presentadas en abril del año pasado y a día de hoy seguimos con ese saldo pendiente de pagar y solucionar: por un lado, la empresa ha prestado el servicio y por otro el Ayuntamiento tiene un serio problema para pagarlo porque el servicio se ha presentado sin ninguna figura legal que lo ampare.

Sobre esta problemática el único que se ha manifestado es el concejal de turismo de Ciudadanos que reconoció que existía un problema y que había que solucionarlo en un pleno en el que nuestro grupo municipal preguntó al equipo de gobierno por este asunto. El Partido Popular sigue sin dar ninguna explicación.

A día de hoy seguimos en el mismo punto que hace un año: las facturas fueron rechazadas por intervención, aunque suponemos que la empresa, antes o después, intentará cobrar su trabajo. Si al final las vuelven a presentar para cobrarlas el alcalde se enfrentan a un grave problema porque si se pagaran se estaría cometiendo una irregularidad muy grave (al pagar 32.000 euros a una empresa sin mediar contrato) y esto podría acabar con el asunto ante los tribunales, sobre todo porque Roselló fue advertido por los servicios municipales de la ilegalidad y permitió que se continuara con la prestación irregular del servicio durante un año.

Una vez más la falta de control ha llevado a un error en la contratación que tiene una difícil solución y seguimos sin que el equipo de gobierno dé explicaciones por esa prórroga a dedo siendo consciente de que no podía hacerlo, ni de cómo va a darle solución.

¿Qué opinas?

Escrito por Comunicación PSOE

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando...

0

El PP se compromete en pleno a sacar a concurso la Limpieza de Edificios

“Recordamos a Roselló su promesa de que la Zona Azul sería gratis las tardes de verano”